Consultoria de Negocios > Planes de negocio (Business Plan)


Desarrollo e implementación de Planes de Negocio a medida.

Puesta en marcha de nuevos negocios. El Plan de Negocio o de empresa .

Un Business Plan nos marca un camino a seguir, fija un destino, prevé los recursos necesarios para emprender la marcha y establece acciones de contingencia en caso de imprevistos o incumplimiento de objetivos.

•  ¿Es viable el nuevo negocio que se pretende poner en marcha?

•  ¿Se ha contemplado la financiación necesaria para no tener problemas de tesorería/caja al     inicio del mismo?

•  ¿Se ha estudiado en qué proporción es más conveniente la financiación propia y la financiación     ajena (bancos/socios) para iniciar el negocio?

•   El concepto de negocio y la estrategia competitiva definida ¿posee ventajas y diferencias     sostenibles con respecto a la competencia para poder ser competitivo a medio y largo plazo?

•   ¿Se han analizado y seleccionado correctamente los clientes potenciales?

•   ¿Se ha seleccionado una cartera de productos/servicios  coherentes con el perfil y hábitos de     consumo de mis clientes potenciales?

•   ¿Se han fijado adecuadamente los precios de mis productos?

•   ¿Se ha diseñado una estrategia y una plan de comunicación coherente con la identidad de mi     marca y/o productos?

•   ¿Se ha fijado una política de recursos humanos (RRHH) adecuada para mis colaboradores y     empleados?

•   Hay preparado un plan de contingencia por si los objetivos marcados en distintas áreas de     gestión del negocio no se cumplen?

Estas cuestiones esenciales y muchas más se analizan y responden en las distintas fases que comprenden un plan de negocio.

Ventajas de iniciar un negocio a partir de un Business Plan:

Si hay un plan, sabemos a donde vamos
Implica que, desde un principio, se parte de unas estratégicas, unos objetivos, unas acciones a realizar y unas medidas contingentes.

Si hay un plan, se minimiza el riesgo
Si partimos con información adecuada  de entorno, del sector, del mercado y de los recursos y capacidades con los que contamos, los riesgos de fracaso que conlleva todo nuevo negocio se reducen de manera muy importante y se aumentan las probabilidades de éxito.

Si hay un plan, se ahorran costes
Sabremos antes de hacer una importante inversión, si nuestra idea es viable o no. O si el proyecto requiere una nueva orientación estratégica  de la idea inicial prevista para hacerlo viable.
También sabremos de manera muy ajustada la inversión real necesaria para emprender el negocio. Esta inversión estará optimizada para cada destino al que se apliquen los fondos, de manera que, tendremos prevista la cuantía y tipo de financiación inicial necesaria, evitándonos sorpresas futuras de necesidad operativa de fondos a corto y medio plazo con el consiguiente ahorro en tiempo, dinero e intereses financieros que ello nos supondría.